Principal Arriba

A.I.C.   

 

 

 

Acuerdo Institucional de Convivencia (A.I.C.)

PREÁMBULO – FUNDAMENTACIÓN

Es objetivo de la escuela promover aprendizajes de calidad en todos los alumnos y ayudarlos en la adquisición de una firme conciencia democrática y cristiana.  Para ello, es indispensable garantizar al alumno su derecho de aprender, así como, respecto al docente, su derecho a enseñar.  Toda conducta que perturbe o impida el cumplimiento de este objetivo, contraría el espíritu de convivencia escolar.

 

CAPITULO I

PRINCIPIOS Y OBJETIVOS

 

Artículo 1º -  El Acuerdo Institucional de Convivencia es el conjunto de principios, normas y prácticas institucionales democráticas que regulan las relaciones entre los miembros de la comunidad educativa, a fin de lograr el eficaz cumplimiento de la misión pedagógica de la escuela.  Este Acuerdo Institucional de Convivencia resulta aplicable al Nivel Secundario del Instituto “San Agustín” (según la estructura del sistema educativo definida por ley 26.206), por lo que involucra tanto al ex nivel de Educación Secundaria Básica como al Polimodal.

 

Artículo 2º -  El Acuerdo Institucional de Convivencia ha surgido del consenso de la comunidad educativa, en total armonía con los principios consagrados en la Constitución Nacional, los tratados internacionales a ella incorporados y las demás leyes de la Nación, la Constitución de la Provincia de Buenos Aires y demás normativa concordante, siempre respetando las características, historia e ideario de este instituto.

 

Artículo 3º -  Son objetivos del Acuerdo Institucional de Convivencia:

a)    Propiciar la participación democrática de todos los sectores de la comunidad educativa, según la competencia y responsabilidad de cada uno, en la elaboración, construcción y respeto de las normas que rijan la convivencia institucional con el fin de facilitar un clima de trabajo armónico para el desarrollo de la tarea pedagógica.

b)    Fomentar la práctica permanente de la evaluación de conductas según las pautas establecidas por este Acuerdo Institucional, como fundamento del proceso de educar.

c)    Facilitar la búsqueda de consenso a través del diálogo para el reconocimiento, abordaje y solución de conflictos.

d)    Posibilitar la formación de los alumnos en las prácticas de la ciudadanía democrática, mediante la participación responsable en la construcción de una convivencia armónica en el establecimiento educativo.

e)    Proveer de mecanismos eficaces para la resolución de conflictos.

 

Artículo 4º -  La implementación del presente Acuerdo debe promover, en toda la comunidad educativa, los siguientes valores:

a)    el respeto por la vida, la integridad física y moral de las personas;

b)    la justicia, la verdad y la honradez;

c)    la defensa de la paz y la no violencia;

d)    el respeto y la aceptación de las diferencias;

e)    la solidaridad, la cooperación y el rechazo de todo tipo de discriminación;

f)     la responsabilidad ciudadana, el respeto a los símbolos patrios y el compromiso social;

g)    la responsabilidad individual;

h)    el orden y el respeto a las autoridades escolares, como necesidad imperiosa para el buen desarrollo del trabajo cotidiano.

 

CAPITULO II

DE LAS NORMAS DE CONVIVENCIA ESCOLAR

 

Artículo 5º -  El Acuerdo Institucional de Convivencia se rige de acuerdo a los siguientes criterios:

a) Utilización del diálogo como metodología para la identificación y resolución de los problemas de convivencia.

b) Análisis y reflexión sobre las situaciones conflictivas y sus causas y posibilidades de prevención.

c) Contextualización de las transgresiones.

d) Respeto irrestricto a la dignidad e intimidad de las personas.

e) Garantía al derecho a ser escuchado y formular descargo.

f) Valoración del sentido pedagógico de la sanción, que conlleva a superar errores.

g) Reconocimiento y reparación del daño u ofensa a personas y/o bienes de la escuela o miembros de la comunidad educativa por parte de la persona y/o grupos responsables.

h) Garantía del derecho a la información de los alumnos pasibles de sanción y de sus padres o tutores durante el proceso de decisión y una vez aplicada alguna sanción.

 

Artículo 6º -  Se consideran transgresoras a las normas de convivencia, con carácter de faltas graves, las siguientes conductas de parte de los alumnos:

                        a) Agredir física, verbalmente o por escrito a cualquiera de los integrantes de la comunidad educativa.  También se considera grave a la falta de respeto notoria, expresada de cualquier manera, incluida la gestual.

                        b) Atacar, ofender o agraviar los símbolos patrios, religiosos y las instituciones democráticas.

                        c) Destruir o deteriorar las instalaciones y/o el material de la comunidad educativa (amoblamiento, equipos, afiches y/o elementos de la escuela).

                        d) Fumar, ingerir bebidas alcohólicas, consumir drogas o cualquier otro tipo de sustancias tóxicas dentro o fuera del establecimiento, cuando sus efectos alcancen el ámbito escolar.

                        e) La portación de armas de cualquier tipo, las apuestas de dinero o de cualquier otra índole.

                        f) Retirarse de la clase y/o del establecimiento sin autorización de las autoridades.

                        g) La falsificación de firmas o de documentación de cualquier tipo.

                        h) Promover desórdenes dentro del instituto, o durante el ingreso o egreso de los alumnos al mismo.

                        i) La no asistencia a clase sin el consentimiento de los padres o tutores.

                        j) Apoderarse, con o sin uso de la fuerza, de objetos ajenos, cualquiera fuera su naturaleza o valor.

                        k) Ocultar o falsear información de importancia a las autoridades de la escuela, o encubrir conductas de otros alumnos que fueran pasibles de sanción.

 

Artículo 7º -  Se consideran transgresoras a las normas de convivencia, con carácter de faltas leves, las siguientes conductas o hábitos por parte de los alumnos:

                        a) Dirigirse de manera inadecuada y/o irrespetuosa al personal del establecimiento, ya sea a través de palabras, gestos o la utilización de un tono irónico.

                        b) Descuidar el aseo de las instalaciones.

                        c) Usar vestimenta inadecuada y/o ajena al uniforme escolar reglamentario; las mujeres deberán llevar el cabello atado y los varones asistirán al instituto con el cabello corto, prolijo, sin extensiones, y sin cubrir parte alguna de la cara. 

                        d) Llevar aros de gran tamaño o colgantes, en el caso de las alumnas mujeres.  Respecto de los varones, no deberán usar aros de ningún tipo.  No se admite el uso de piercing, en ambos casos, en las partes visibles del cuerpo.    

                        e) Interferir de manera inapropiada en el normal desarrollo de las clases o actividades escolares de cualquier tipo.

                        f) No respetar las normas de presentación y aseo, ya sea en cuanto a la persona o en relación a las pertenencias de los alumnos.

                        g) Asistir a clase sin la libreta de comunicaciones.  Se registrarán dichos incumplimientos y, ante la tercera reiteración se aplicará la sanción que corresponda.

                        h) Realizar durante la hora de clase tareas atinentes a otras asignaturas.

                        i) Ingresar a dependencias distintas de las que le hubieren sido asignadas.

                        j) Utilizar durante la hora de clase teléfonos celulares, reproductores de música MP3 o equipos similares.

                        k) La tercera reiteración consecutiva de faltas leves, constituirá falta grave.

 

Artículo 8º -  Son conductas transgresoras de los adultos a las normas de convivencia:

a)    Incumplimiento de las funciones y tareas inherentes al cargo.

b)    Discriminación religiosa, ideológica, sexual o de otro tipo.

c)    Utilización política de la cátedra.

d) Desconocer o no acatar las normas vigentes y las instrucciones emanadas de las autoridades de la escuela.

e) Malversar fondos.

f)  Propiciar alianzas con los alumnos.

g)  Falta de respeto al disenso y a la expresión pluralista.

h)  El dictado no institucional de clases particulares a los alumnos del establecimiento.

i)  La negativa de los padres o tutores a notificarse de las comunicaciones cursadas por la escuela.

 

En todos los casos inherentes al personal docente, las sanciones serán las establecidas en el Estatuto del Docente (Ley Provincial 10.579), su reglamentación y demás legislación vigente.

 

CAPITULO III

DE LAS SANCIONES

 

Artículo 9º -  A cada conducta transgresiva, acorde a su gravedad, se aplicará una sanción que será la resultante de un proceso de reflexión conjunta sobre el comportamiento inadecuado y buscará la modificación de la conducta a partir de la toma de conciencia real sobre la falta cometida. 

Las sanciones a aplicar a los alumnos son:

1º)  Apercibimiento oral.

2º)  Apercibimiento escrito en las Planillas de Seguimiento Disciplinario y/o en actas.

3º)  Amonestaciones.

4º)  Suspensión.

5º)  Separación del establecimiento.

Esta secuencia no implica orden de prelación para las sanciones.

 

Artículo 10 -  Solicitan las sanciones, según circunstancias y niveles de gravedad de las inconductas:

a-    Preceptores

b-   Auxiliares docentes, Bibliotecarios, personal del Gabinete Psicopedagógico. 

c-    Profesores

d-    Directivos

Los apercibimientos en las Planillas de Seguimiento Disciplinario y/o las actas se confeccionarán por el docente con la participación del alumno.

En caso de persistencia de conductas impropias, faltas graves, o cuando el docente lo considere conveniente, se realizarán actas en presencia de los padres o tutores.

En ningún caso podrán superarse las tres actas, o anotaciones en las Planillas de Seguimiento Disciplinario, sin mediar otro tipo de medida correctiva.

 

Artículo 11 -  Las sanciones establecidas por los incisos 3º, 4º y 5º del artículo 9º son aplicadas por la Dirección del establecimiento, de acuerdo con las normas establecidas por este Acuerdo Institucional de Convivencia.

                        Cuando un preceptor o un profesor se encuentre en situación de tener que sancionar la conducta de un alumno, luego de haber agotado otros recursos tales como charlas, observaciones y/o actas, deberá dar inmediata cuenta del hecho, por escrito y con especificación de causa, a la Dirección.

                        El Director, o en su caso el Vicedirector, después de oír a ambas partes, impondrá al alumno, si correspondiere, el número de amonestaciones u otra medida que estime equitativo.

 

Artículo 12 -  La pena disciplinaria de amonestación se aplicará en número proporcional a la falta cometida, ocasionando al alumno que acumulare 25 (veinticinco) amonestaciones aplicadas durante un ciclo escolar, la separación del establecimiento durante el referido ciclo lectivo, quedando además impedido de ser matriculado para el año lectivo siguiente.

 

Artículo 13 -  La suspensión del alumno sólo podrá ser aplicada por la Dirección y por un término que no exceda el del año escolar que corresponda a aquel en el que el estudiante comete la falta y comprenderá hasta los exámenes de diciembre del mismo año.

 

Artículo 14 -  La separación definitiva del establecimiento sólo podrá resolverla el Consejo de Convivencia Escolar, conformado con profesores del curso al que pertenezca el estudiante y el preceptor del mismo, convocado y presidido por el Director (o en su caso, por el Vicedirector), con una asistencia mínima de los 2/3 de la totalidad.

                        Se deberá labrar un acta que firmarán los presentes y se elevará una copia a la inspección correspondiente.

                        Son causas de separación definitiva:  la inmoralidad grave, las faltas de respeto reiteradas y graves a profesores y autoridades de la casa, como asimismo una notoria mala conducta observada por el alumno dentro o fuera del Establecimiento, y todas las que el Consejo de Convivencia Escolar considere como tales.

 

Artículo 15 -  En los casos de separación definitiva del Establecimiento se adoptarán las medidas necesarias, en conjunto con el inspector del área, para garantizar la continuidad de los estudios del alumno sancionado en otro establecimiento educativo.

 

Artículo 16 -  Las sanciones establecidas en los incisos 3º, 4º y 5º del artículo 9º deben ser notificadas en forma fehaciente tanto a los alumnos involucrados como a sus padres o tutores, indicando la causa y fundamentación de la medida.

 

Artículo 17 -  Cuando un alumno, actuando individual o grupalmente, rompa o dañe total o parcialmente pertenencias de la institución, además de la aplicación de las sanciones del artículo 9º, deberá reponer o reconstruir, a su costo, el elemento en cuestión, a la mayor brevedad posible.

                        Si el daño fuere moral, se sumará la presentación de disculpas a las personas ofendidas, en un acto de desagravio en el ámbito correspondiente.

 

CAPITULO IV

DE LOS RECURSOS ESCRITOS PARA

LA COMUNICACIÓN

 

Artículo 18 -  Son considerados medios fehacientes de comunicación, los siguientes:

                        a-  El boletín de calificaciones:  se entregará a los alumnos dentro de los 15 (quince) días posteriores a la finalización del término de calificaciones.

                        b-  La libreta de comunicaciones:  es el principal nexo en la comunicación con los padres, quienes deberán verificarlo a diario.  Allí constarán las inasistencias, informes sobre llegadas tarde, horarios, calificaciones parciales, retiros anticipados, y otras comunicaciones a los padres.  Es obligación del alumno concurrir todos los días con esta libreta.

                        c-  Las Planillas de Seguimiento Disciplinario:  aquí se registrarán las faltas leves o graves, apercibimientos, actas de llamadas telefónicas, etc.

e-  Las actas labradas y notificadas por firma o, en su caso, las actas de incomparencia.  En caso que el alumno, o incluso el padre o tutor citado, se nieguen a firmar el acta labrada, la misma será suscripta por dos testigos, dejando constancia de tal situación; en ese caso, el acta tendrá pleno valor.

 

CAPITULO V

DEL SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓN DEL

ACUERDO INSTITUCIONAL DE CONVIVENCIA

 

Artículo 19 -  Son funciones de la Dirección del Establecimiento:

                        1º-  Asegurar la participación real y efectiva de todos los sectores de la comunidad educativa en la elaboración de las normas de convivencia, a fin de lograr el mayor consenso.

                        2º-  Garantizar la difusión de las normas de convivencia a toda la comunidad educativa.

                        3º-  Analizar y revisar anualmente las normas de convivencia tomando en cuenta su grado de incumplimiento y sus causas; y en conjunto con el Consejo Institucional de Convivencia Escolar (conformado por representantes de la comunidad educativa), proponer las modificaciones a las mismas tomando en consideración las propuestas de los sectores representados en su seno.

                        4º-  Promover la creación de otros organismos de participación, tales como consejos de curso, tutorías u otras modalidades que si consideren convenientes para el tratamiento y resolución de conflictos.

                        5º-  Articular el Acuerdo Institucional de Convivencia con el Proyecto Educativo Institucional (P.E.I.).

                        6º-  Elaborar estrategias de prevención de los problemas de convivencia.

                        7º-  Proponer diferentes actividades curriculares y extracurriculares tendientes a promover la convivencia.

                        8º-  Promover espacios de reflexión para la concientización de los problemas.